Plan Lector

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, plantea el desarrollo de la competencia lectoescritora (comprensión, reflexión, capacidad crítica, búsqueda de información, análisis, etc.) como un objetivo prioritario del currículum, de tal manera que la consecución de óptimos niveles funcionales en este ámbito incidirá en las aficiones lectoras del alumnado y en la lectura como práctica continuada.

 

La comprensión lectora es considerada como una competencia básica fundamental para la adquisición de nuevos aprendizajes y para el desarrollo personal de los escolares, siendo por tanto, un elemento primordial en la formación del alumnado, favoreciendo su educación integral, cuyo desarrollo está vinculado a todas las áreas.

 

Es por ello, por lo que se justifica suficientemente la realización de un Plan Lector desde Infantil hasta 4º curso de ESO. Con este Plan nos proponemos los siguientes objetivos:

 

 

OBJETIVOS GENERALES DEL PLAN LECTOR.

 

EDUCACIÓN INFANTIL

 

  1. Procurar experiencias lectoras-escritoras atractivas y propiciar las óptimas condiciones (en las aulas a través de la biblioteca del aula, en la familia, en la librería…) para convertir en un hecho cotidiano el contacto de los niños con los libros.

 

EDUCACIÓN PRIMARIA

 

  1.  Utilizar la lectura como fuente de placer y de enriquecimiento personal, y aproximarse a obras  relevantes de  la  tradición  literaria para desarrollar hábitos de lectura.
  2.  Comprender textos de géneros diversos adecuados en cuanto a temática y complejidad.

 

EDUCACIÓN SECUNDARIA

 

  1. Desarrollar en el alumnado las competencias, habilidades y estrategias que les permitan convertirse en lectores capaces de comprender, interpretar y manejar distintos soportes y textos.
  2. Mejorar el desarrollo del hábito lector y potenciar la mejora de la competencia lectora desde todas las áreas, materias y, en su caso, ámbitos del currículo, teniendo en cuenta las especificidades de cada una de ellas.
  3. Favorecer  que el desarrollo de la competencia lectora se convierta en asunto colectivo del profesorado, del alumnado y de las familias.